XXIV EDICIÓN / SEPTIEMBRE 2006  
UN SOLDADO EN LA FAMILIA
Tcnel. Art. DEM Roberto Arturo Alegría Rivas

Así que tiene a un soldado en la familia, eso debe ser muy emocionante. Permítanme decirles que es un gran honor tener a un soldado dentro de la familia. Ustedes deberían sentirse muy orgullosos. No importa de qué lugar del país proceda, su estrato social, su religión o sus ideas políticas, usted necesita comprender que tan importante es el miembro de su familia, que es soldado, para la Fuerza Armada y para nuestro país, El Salvador. Usted talvez tenga sentimientos encontrados y diferentes emociones acerca de todo esto, sin embargo, lo más importante es que esté lleno de orgullo al tener a un soldado dentro de su familia. Usted debería ¡tener un nudo en la garganta, los vellos de la piel erizados y sus ojos llenos de lágrimas de orgullo¡ por tener a un soldado en la familia. No hay profesión más grande, no hay nada más noble, que usar el uniforme de la Fuerza Armada de El Salvador. Su soldado, levantó el brazo derecho con la palma de la mano al frente y juró, por su honor, sostener la integridad del territorio nacional, defender el Pabellón Nacional como la insignia sagrada de la Patria, servir al Gobierno de la República y obedecer en todas las ocasiones y riesgos al superior que lo estuviese mandando, aun a costa de su propia vida. Eso es simplemente impresionante y maravilloso.

Talvez usted nunca tuvo a un pariente en la Fuerza Armada, talvez, esta sea la primera vez para usted y los suyos de tener a uno dentro de ella. No importa si usted es civil o militar, estos pueden ser hoy tiempos difíciles, confusos y frustrantes para su familia, especialmente si su soldado está desplegado en Irak o está a punto de ser desplegado a Costa de Marfil, Irak, Nicaragua, Liberia, el Sahara Occidental o Sudán. Para evitar complicaciones o confusiones, de aquí en adelante nos referiremos a sus seres queridos como su soldado, ya que este término cubre a hijos, hijas, esposos, esposas, yernos, nueras, oficiales generales, oficiales superiores, oficiales subalternos, suboficiales, tropa, y a todos los miembros del Ejército, Fuerza Aérea y Fuerza Naval de la Fuerza Armada de El Salvador; de lo contrario, se tendría que utilizar la mayor parte del espacio concedido por la Revista Docente para usar el término correcto cuando tratáramos de referirnos a sus seres queridos.

Debido a la situación mundial en los inicios del siglo XXI, a la exhortación hecha por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a todos los Estados del planeta, mediante la Resolución 1373 CS ONU, del 28 de septiembre de 2001, para que prevengan y repriman el terrorismo en todas sus manifestaciones, al incremento de la participación de la Fuerza Armada de El Salvador en Misiones de Paz y al tamaño de la misma Institución militar, usted puede estar seguro que si su soldado no está desplegado en alguna parte del mundo, muy pronto lo estará. Esa es la naturaleza de nuestra profesión.

 

DECÁLOGO DEL SOLDADO SALVADOREÑO

1.- El Soldado salvadoreño jamás se rinde, lucha hasta la muerte.

2.- El Soldado salvadoreño posee heroíca voluntad de vencer, sin importarle la inferioridad numérica, la fatiga, el hambre y los medios adversarios.

3.- El Soldado salvadoreño es de indomable corazón guerrero, su ley es morir atacando, su consigna militar es vencer o morir.

4.- El Soldado salvadoreño siempre ofrenda su vida por la Patria, por el honor de su Bandera y por las glorias de su Fuerza Armada.

5.- El Soldado salvadoreño sólo tiene como Bandera la Bicolor de El Salvador y como superiores los de su Fuerza Armada.

6.- El Soldado salvadoreño sólo vive con honor o muere con gloria.

7.- El Soldado salvadoreño encierra en su corazón valentía, audacia, disciplina y lealtad hacia sus jefes y compañeros.

8.- El Soldado salvadoreño cumple las órdenes de sus superiores con prontitud, esmero, inteligencia e iniciativa.

9.- El Soldado salvadoreño cuida su arma más que a si mismo y lleva siempre su uniforme con honra, decoro y dignidad porque es el representante de su Patria y de la Fuerza Armada

10.-El Soldado salvadoreño es respetado por sus conciudadanos por sus ejemplares virtudes militares, cívicas y sociales y porque en todo momento es profundamente respetuoso, de la dignidad humana.

ESTA ES NUESTRA FUERZA ARMADA

 

Su soldado talvez sea desplegado a otro país más de una vez en su vida y a veces con un pequeño intervalo de meses entre cada despliegue. Un ejemplo de esto es un Oficial Superior amigo mío que pasó desde febrero de 2005 a agosto de 2005 desplegado en Bagdad, Irak, como Oficial de Enlace con la Coalición Multinacional y en marzo de 2006 fue nombrado, por un período de un año, como Observador Militar en la Misión de las Naciones Unidas en el Sudán (UNMIS)(1).

Este es solamente un ejemplo de muchos casos parecidos existentes en la Fuerza Armada de El Salvador.

Vivimos en tiempos difíciles, y los militares estamos siendo llamados más que antes a cumplir el mandato que nos impone la Constitución de la República en su Art. 212(2). Al mismo tiempo, debemos cumplir con los objetivos establecidos en la Ley de la Defensa Nacional(3) y también debemos contribuir excepcionalmente, por disposición del señor Presidente de la República, en su calidad de Comandante General de la Fuerza Armada, a mantener la paz interna del país apoyando a la Policía Nacional Civil (PNC)(4).

No todos los soldados son desplegados fuera de las fronteras patrias, muchos son desplegados a lo largo del Límite Político Internacional para que protejan nuestras fronteras, otros son desplegados a diferentes unidades militares para conformar con la PNC grupos de trabajo que han sido llamados Fuerzas de Tarea Antidelincuenciales, a nivel macro, y Grupos de Tarea Antidelincuenciales, a nivel micro, y realizar así operaciones conjuntas para contribuir a combatir y prevenir el accionar de la delincuencia común y organizada del país, y otros soldados, son desplegados a zonas de desastre para ayudar a nuestros conciudadanos cuando la situación así lo amerita. La verdad es, que no importa a donde el soldado esté desplegado, porque cuando éste es desplegado, se incrementa el estrés(5) en la familia.

 

LA VIDA MILITAR

La vida en la Fuerza Armada no es una vida fácil, ni es un tipo de vida para todo mundo. Sin embargo, si usted tiene un soldado en la familia, permítame ofrecerle consuelo por ese honor. La vida en la Fuerza Armada para su soldado puede ser tan corta, como un período de dieciocho meses, si escoge servir en la categoría de tropa(6), o tan larga como treinta años, si decide seguir la carrera militar(7), sin importar el tiempo que permanezca en la Institución Armada, será una aventura excitante para su soldado, tendrá la oportunidad de viajar por todo el territorio de El Salvador, conocer a personas interesantes de diferentes estratos sociales, ayudar al ciudadano salvadoreño cuando la situación lo demande e incluso podría viajar a otros países a participar en cursos de educación, a realizar ejercicios de adiestramiento combinado, a desarrollar tareas especiales de paz para la reconstrucción y asistencia humanitaria o participar en misiones de paz cuando la ONU así lo determine. Y quizás lo más importante, es que su soldado podrá conocer a la familia de otros soldados y comprender que ninguno estará solo en la dura jornada que les espera. Por otra parte, su soldado conocerá la historia de los héroes salvadoreños que han contribuido a que este país continúe siendo libre y querrá imitarlos, y además, permitirá que la forma de vida y los valores y virtudes militares que se enseñan en la Fuerza Armada le ayuden a moldear su vida.

Hay que reconocer que la vida en la Fuerza Armada crea muchos trastornos y separaciones en la vida familiar, eso se aprende muy temprano en la Carrera Militar y es algo que no se puede cambiar. No es fácil aceptarlo y se debe vivir con ello. Hay muchas cosas en la vida que nos afectan y están fuera de nuestro control, y aun en la Fuerza Armada, donde se supone que todo es sumamente ordenado, hay muchísimas cosas que nos afectan y están completamente fuera de nuestro control. No es que yo sea ingenuo o trate de esconder la cabeza dentro de la tierra, como un avestruz cuando presiente peligro, sólo trato de enfocarme en las cosas positivas que tiene la Fuerza Armada, en vez de las negativas. Yo se que la vida en la Fuerza Armada es dura y demandante, sin mencionar la mala paga, las largas horas de trabajo, las separaciones familiares por asuntos del Servicio, los despliegues de tropas hacia otros países, etc., sin embargo, a pesar de todo esto, la vida en el Ejército puede ser gratificante, si escoges ver las cosas positivas que te ofrece y dejas de un lado las negativas.

Su soldado conocerá muchas personas y viajará por nuestro bello país. Él madurará más rápido de lo que usted se pueda imaginar y aprenderá a aceptar responsabilidades a temprana edad, a diferencia de sus contrapartes civiles. Un soldado aprende a sobrevivir, a cuidarse el mismo y a cuidar a sus compañeros de la izquierda y de la derecha. La Fuerza Armada por naturaleza, desarrolla equipos de trabajo y autoestima entre sus miembros, esto les da a los jóvenes adultos un sentido de propósito y valor para su vida. Estas son características que toman años adquirir o construir en los lugares de trabajo civiles, ya sean públicos o privados. Solamente piense en las personas que laboran en un lugar de trabajo cualquiera en el sector civil y que van por la vida y nunca toman un riesgo, nunca toman una decisión, o nunca se prueban ellos mismos. Un soldado hace todo esto muy temprano en la vida, quizás sólo tenga 18 ó 19 años de edad, pero con la madurez de alguien que tiene el doble de edad que la suya.

Hombres y mujeres se unen a la Fuerza Armada por diferentes razones, mientras ellos se unan por las razones correctas, nuestra Fuerza Armada continuará llenando sus filas con jóvenes valientes – nuestros hijos e hijas – que formarán una gran Institución Armada heredera de las tradiciones establecidas por nuestros héroes militares desde el siglo XIX. Estos jóvenes soldados defienden sus vidas y las de sus compañeros en fieras batallas un día y luego ayudan a victimas inocentes de la guerra al siguiente día. Por ejemplo, ellos se defendieron de los continuos ataques lanzados por las Milicias de Moqtada Al Sadr, que los superaban en una proporción de diez a uno, durante la Batalla por An Najaf(8) en Irak, después de la misma, realizaron acciones cívicas militares para repartir ropa, víveres, agua, juguetes, útiles escolares, sillas de ruedas y proporcionar atención médica sanitaria para ayudar a los pobladores de la ciudad de An Najaf y continuaron listos a ejercer su derecho a la legítima defensa(9) en caso de nuevos ataques sorpresa por parte de las Milicias de Moqtada Al Sadr. Así que mis amigos, prepárense para la aventura y estén listos a apoyar a su soldado en cualquier forma que él lo necesite, donde quiera que él lo necesite y en el momento que él lo necesite.

 

NOTAS

(1) Habiendo determinado que la situación en el Sudán seguía constituyendo una amenaza para la paz y seguridad internacionales, el Consejo de Seguridad en su Resolución 1590, de fecha 24 de marzo de 2005, decidió establecer la Misión de las Naciones Unidas en el Sudán (UNMIS) a fin de apoyar la aplicación del Acuerdo General de Paz firmado entre el Gobierno del Sudán y el Movimiento y el Ejército de Liberación del Pueblo Sudanés (SPLM/A), que tuvo lugar el 09 de enero de 2005; y desempeñar funciones relativas a la asistencia humanitaria, y la protección y promoción de los derechos humanos.

(2) El Art. 212 Cn. estipula que la Fuerza Armada tiene por misión la defensa de la soberanía del Estado y de la integridad del territorio, que el señor Presidente de la República podrá disponer excepcionalmente de la Fuerza Armada para el mantenimiento de la paz interna del país, y que la Fuerza Armada colaborará en las obras de beneficio público que le encomiende el Órgano Ejecutivo y auxiliará a la población en caso de desastre nacional.

(3) La Ley de la Defensa Nacional fue aprobada por medio del Decreto Legislativo No. 948 de fecha 12 de agosto de 2002 y los objetivos que se establecen en su Art. 2 son los siguientes: 1) Mantener la soberanía del Estado y la integridad del territorio definidos en el Art. 84 Cn.; 2) Desarrollar y mantener un Sistema de Defensa Nacional moderno y adecuado a la realidad de El Salvador; y 3) Contribuir al mantenimiento de la paz y la seguridad internacional.

(4) La Fuerza Armada colabora con la PNC desde 1993, mediante la realización de operaciones conjuntas antidelincuenciales, según planificación específica para tal efecto, ordenada por el Sr. Presidente de la República. Debido al incremento de la delincuencia en El Salvador, el 22 de julio de 2003, por medio del Acuerdo Ejecutivo No. 226, el Sr. Presidente ordenó disponer excepcionalmente de la Fuerza Armada para continuar apoyando a la Policía Nacional Civil en actividades de seguridad pública, a través de la planificación y ejecución de operaciones conjuntas antidelincuenciales, realizando operaciones y patrullajes conjuntos de prevención, disuasión y captura de la delincuencia común y organizada en todas las zonas del país. Posteriormente, se promulgó el Acuerdo Ejecutivo No. 14, de fecha 21 de enero de 2004, el cual prorroga por tiempo indefinido y hasta nueva orden las operaciones de la Fuerza Armada en apoyo a la PNC y en consecuencia prorroga al mismo tiempo el Acuerdo Ejecutivo No. 226 del 22JUL003.

(5) El estrés es la respuesta del cuerpo a condiciones externas que perturban el equilibrio emocional de la persona. El resultado fisiológico de este proceso es un deseo de huir de la situación que lo provoca o confrontarla violentamente. En esta reacción participan casi todos lo órganos y funciones del cuerpo, incluidos cerebro, los nervios, el corazón, el flujo de sangre, el nivel hormonal, la digestión y la función muscular.

(6) Según el Art. 56 de la Ley de la Carrera Militar la Categoría de Tropa la conforman los Subsargentos, los cabos y los soldados, o sus equivalentes para la Fuerza Aérea y la Fuerza Naval.

(7) La Ley de la Carrera Militar en su Art. 5, establece que la Carrera Militar se inicia cuando se le confiere el grado de Subteniente o su equivalente al ciudadano salvadoreño que ingresa como Cadete a cualquier escuela de formación de la Fuerza Armada. Para el personal que cumple el servicio militar que establece la Constitución de la República, la Carrera Militar se inicia cuando el elemento de tropa obtiene el grado de Sargento dentro de la jerarquía de Suboficiales y es inscrito en el Escalafón respectivo conforme al Reglamento de la Ley de la Carrera Militar.

(8) La Batalla por An Najaf, Irak, se inició el 04ABR004 y finalizó el 28AGO004. Durante esta batalla murió valientemente el soldado Natividad Méndez Ramos y 17 soldados salvadoreños del Batallón Cuscatlán II resultaron heridos.

(9) Erich Fromm uno de los más grandes sociólogos, psicólogos y filósofos del siglo XX, explica que el objetivo de la Legítima Defensa o agresión defensiva no es el placer de destruir, sino la conservación de la vida. Una vez alcanzado el objetivo, la agresión y sus equivalentes emocionales desaparecen.

BIOGRAFÍA

El Tcnel. Art. DEM Roberto Arturo Alegría Rivas se graduó como Oficial de la Escuela Militar “Capitán General Gerardo Barrios” de El Salvador en 1986, es Oficial de Estado Mayor y Profesor Militar en la asignatura de Historia Militar y Estrategia.

Ha participado en diferentes cursos en El Salvador, los Estados Unidos de América y la Federación de Rusia; de igual forma, se ha desempeñado en diferentes cargos y publicado varios artículos. En el período de FEB004 – AGO004 estuvo desplegado en Irak como Jefe de la Sección 4 “LOGÍSTICA” del Batallón Cuscatlán II.

Actualmente ocupa el cargo de Jefe del Departamento VI “Informática y Comunicaciones” de la Brigada Especial de Seguridad Militar.

[SUBIR]