XXIII EDICIÓN / MAYO 2006  
Movilización Nacional
Gral. de Div. Carlos Eduardo Cáceres Flores

El tema al cual se hace referencia es de gran importancia en el desarrollo y modernización de las fuerzas armadas, ya que facilita el conocimiento teórico y doctrinario sobre la preparación de éstas en tiempo de paz, referente a tener las capacidades de poder efectuar una movilización en momentos de crisis.

La Fuerza Armada de El Salvador, a través del Comando de Doctrina y Educación Militar, permite dar las herramientas doctrinarias a los oficiales de Estado Mayor acerca de las funciones primarias del mando, pero en este caso se está proporcionando a los profesores de la asignatura de “Personal” y oficiales que se desempeñan como miembros del Estado Mayor, en la “Función de Personal”, los insumos necesarios para conocer los componentes que se ven involucrados en la Movilización Nacional.

La Seguridad Nacional debe considerarse un bien del Estado, debido a que su rentabilidad es tan apreciable y sobretodo de sobrevivencia cuando se ve afectada. Esto de acuerdo a la hipótesis que ha de afrontar, la cuales pueden ser internas (por ejemplo, desastres naturales) o externa. Partiendo de este concepto es evidente que el potencial de una Nación descansa en su capacidad de Movilización Nacional, la cual se define de la siguiente manera: Es el conjunto de medidas y actividades destinadas a poner la totalidad o una fracción del potencial humano, material e industrial del Estado en condiciones de afrontar adecuadamente la guerra o cualquier otra emergencia o crisis.

Esta capacidad debe ser previsoria en los planes de movilización, debido a que tiene que afrontar diversas variables como son: las Relaciones Internacionales con respecto al recurso deficitario (equipo y material), ya sea que se haya obtenido con fondos del Estado o donados por países amigos; la solidez política (aprobación de leyes y decretos); lo social y económico, que es la base fundamental para el sostenimiento de toda la operación de movilización.

Para alcanzar un nivel de respuesta y de acciones efectivas es necesario una estructura, una normativa y niveles de coordinación, que se materializaría en la Ley de Movilización Nacional, la cual determina el organismo responsable de su preparación y ejecución, la que daría el respaldo legal para realizar todas las funciones.

La organización debe estructurarse en el más alto nivel de Dirección “Nivel Político- Estratégico”, que es la autoridad responsable de la planificación primaria de la Defensa Nacional, y el conductor es el Presidente de la República, asesorado por el Consejo de Seguridad Nacional y ejecutado por los cuatro campos de acción nacional: a) Interno, siendo director el Ministro de Gobernación; b) Diplomático tiene como director al Ministro de Relaciones Exteriores; c) Económico dirigido por el Ministro de Hacienda y d) el Militar bajo la dirección del Ministro de la Defensa Nacional. Así mismo, los documentos que se elaboran en este nivel son: Apreciación Global Político Estratégica, Plan de Guerra Nacional, Plan de Acción Nacional y Plan de la Movilización Nacional, entre otros. Estos dos últimos son los que le van a permitir a la Nación tener el nivel de eficiencia y efectividad cuando se presente la crisis interna o externa.

La normativa que permite realizar las acciones, que se conformarían en el proceso de movilización nacional, se encuentra muy limitada a pocos artículos de la Constitución de la República: Art. 106 de la expropiación; Art. 215 Inciso II, serán soldados todos los salvadoreños aptos de acuerdo a las necesidades; Art. 131 ordinal 6º.

responsabilidad de la Asamblea.

Ley Orgánica de la Fuerza Armada: Art. 81 responsabilidad del Comandante General de la Fuerza Armada; Art. 82 medios y recursos disponibles para la defensa y Art. 83 movilización militar .

Ley del Servicio Militar y Reserva de la Fuerza Armada: Art. 9 Literal “C” convocatoria de la reserva, Art. 25 denominación de reserva y Art. 26 clasificación de la reserva.

Por lo tanto, se hace necesario impulsar la Ley de la Movilización Nacional y otras, que permitan tomar las decisiones efectivas y oportunas para llevar a cabo la Movilización Nacional.

En países más desarrollados y mejor organizados, dentro de su normativa establecen un porcentaje del presupuesto nacional, de tal manera que en el momento de una crisis, el gobierno pueda influir directamente en la mitigación de dicha crisis y aliviar las condiciones que está viviendo la población afectada.

En los niveles de coordinación, en este nivel, los actores son los Ministros de las carteras de Estado que se encuentran organizados en los Campos de Acción Nacional, donde las decisiones son fundamentales para la organización de la movilización nacional, la obtención de los recursos humanos y materiales, simulacros, ensayos o ejercicios, la cohesión de la población, las comunicaciones diplomáticas; alianzas con países amigos, concepción del financiamiento, la actualización de las normativas para tener mayor libertad de acción, todo esto con el propósito de estar prevenidos y así cubrir y mejorar los procesos que se necesitan, para que la movilización nacional sea eficiente y que todos los insumos humanos y materiales se encuentren disponibles en el lugar y en la hora que se necesite.

La Movilización Nacional, para su funcionamiento, tiene tres rubros muy importantes: a)Movilización del potencial humano, que son medidas decretadas por el Presidente de la República, destinadas a satisfacer a los campos de acción colocando, la totalidad o parte del potencial humano, en situación de afrontar adecuadamente una emergencia.

b)La movilización del material e industrial, que son el conjunto de actividades destinadas a preparar, poner a disposición y finalmente emplear los medios requeridos a los cuatro campos de acción representados por: bienes, servicios y producción, con el propósito de mitigar la emergencia.

c)La movilización financiera, que es vinculante con la movilización material e industrial porque permite obtener los recursos financieros para sufragar los gastos en que incurra el Estado en el momento de una crisis.

En el sistema de movilización material e industrial se consideran tres funciones principales: a.-Cuantificación de los requerimientos, para los cuatro campos de acción.

b.-Control de la existencia a nivel nacional (transporte, combustible y lubricantes, alimentación, comunicaciones, sanidad, maquinarias y herramientas, etc.) c.-Asignación de las existencias o empresas a cada campo de acción.

CICLO DE LA MOVILIZACIÓN NACIONAL La Movilización Nacional, para su estudio y ordenamiento, se ha estructurado en ciclo y en tres fases, para lo cual están muy definidos sus procesos y procedimientos y esto permite manejar controles y supervisión.

Estas fases se especifican así: Preparación, Ejecución y Desmovilización, esta metodología hace sistemáticamente todo este proceso y procedimiento que hay que estar realizando.

PREPARACIÓN Esta fase se desarrolla en tiempos de paz, es decir, en condiciones normales. Podemos afirmar que esta fase es muy importante, ya que aquí se planifica el alistamiento de los potenciales humanos, materiales e industriales.

Esta planificación incluye la elaboración y la actualización permanente de los documentos y planes de la Movilización Nacional, función que le corresponde al gobierno en turno, a través de un ente que hay que crear, como por ejemplo, una Dirección de Movilización Nacional, o Secretaría de Movilización Nacional, la cual asumiría esta responsabilidad.

De acuerdo a la planificación, sería esta Secretaría o Dirección que se conforme la responsable de asesorar al Sr. Presidente sobre los medios humanos, materiales e industriales nesesarios para cada campo de acción. En otras palabras, este ente juega un rol protagónico en la etapa de la Preparación de la Movilización Nacional, debiendo de concebir el Plan de Movilización Nacional y coordinar, en cada cartera ministerial, la obtención del material que será empleado en la movilización, este material deberá de servir a los ministerios en tiempo normal de acuerdo a sus diversos planes y deberá de estar presupuestado en caso de movilización.

Como ejemplo en la parte militar podría decirse que en la fase de preparación, se hace la planificación y los ejercicios que sean necesarios, de tal manera que la Fuerza Armada se encuentre en el mejor nivel de alistamiento. Aquí se materializa la Movilización Secreta Selectiva, a la que se hacen llegar mandos especialistas, de tal forma que se dispone una plataforma de sostenimiento para preparar la Movilización Secreta, que es la última etapa de la Preparación, donde se complementan todas las unidades que van ha acudir a la crisis.

EJECUCIÓN La ejecución de la movilización es la materialización de las medidas preventivas en la etapa de la preparación, necesarias para afrontar la crisis ya sea interna, externa o de desastres. Sólo tendrá vigencia cuando sea decretado el estado de emergencia por el Sr. Presidente de la República, e iniciará cuando el organno Ejecutivo disponga el decreto de movilización.

Dependiendo del escenario donde se va actuar y del estado de emergencia, esta movilización puede ser parcial o total, y el Estado se organiza, en los diferentes campos de acción, para que realicen todas las tareas que se han planificado en la etapa de la preparación y el Presidente de la República conduce y dirige la Movilización Nacional donde dispondrá de la asesoría del Consejo de Seguridad Nacional.

Las tareas que se ponen en ejecución podrán ser: 1.-Movilizar los puestos o cargos de personas en los diferentes Campos de Acción, dependiendo la crisis que se tiene previsto afrontar.

2.-La utilización de servicio de empresas de cualquier naturaleza, también prevista en la preparación.

3.-La censura de los medios de comunicación y difusión durante la crisis de acuerdo a la situación.

4.-Declaración obligatoria de la existencia de materias primas y demás bienes muebles necesarios para la movilización.

5.-Todo el sistema de salud deberá estar disponible para atender la emergencia o crisis.

DESMOVILIZACIÓN La desmovilización son todas las actividades destinadas a volver a la situación de normalidad, todo el potencial humano, material e industrial que fueron empleados en la movilización nacional. El grado de la desmovilización estará de acuerdo a las exigencias destinadas a asegurar el mantenimiento de todos los objetivos alcanzados y permita continuar con la consolidación de todas las tareas o acciones que presente la emergencia o crisis.

El personal movilizado, que a la fecha de su llamado ocupaba cargos o empleos en actividades privadas o públicas, tendrá derecho a ser reincorporado a sus cargos o empleos con los mismos derechos cuando fueron movilizados. No serán desmovilizados los heridos y enfermos hasta su recuperación o rehabilitación total, debiendo permanecer en los hospitales, centros médicos que las autoridades médicas determinen.

Podemos concluir que la Movilización Nacional es el sistema que permite prevenir y potenciar a los Estados, cuando se presente una emergencia de magnitudes considerables y el gobierno con su estructura normal no puede hacerle frente, teniendo que recurrir a la Movilización Nacional.

 

[SUBIR]